Gobierno venezolano critica informe de la ONU

Gobierno venezolano critica informe de la ONU. Cuestiona las conclusiones de un informe publicado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Gobierno venezolano ONU

Después de haber visto el informe antes de su publicación, Caracas emitió una declaración de 70 puntos que señala lo que las autoridades venezolanas denominan una visión “selectiva y abiertamente sesgada” de la situación de los derechos humanos en el país.

“La visión distorsionada del informe es el resultado de las deficiencias significativas en la metodología detrás de él”, se lee en el comunicado. Uno de los principales puntos de discusión es que de las 558 entrevistas realizadas, 460 de ellas involucraron a personas que no están actualmente en Venezuela.

El gobierno continuó criticando el hecho de que el informe minimiza las consecuencias de las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela e ignora las investigaciones sobre el tema, incluido un estudio reciente publicado por el Centro para la Investigación Económica y Política con sede en Washington DC, que estima que 40 mil personas han muerto desde 2017 como resultado de medidas coercitivas de Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. ha impuesto sucesivas rondas de sanciones contra diversos sectores de la economía venezolana, así como la congelación de los activos venezolanos en el extranjero. La industria petrolera ha sido particularmente afectada, con un embargo establecido en enero que impide que Venezuela exporte crudo a los EE. UU.

Las sanciones han reducido las importaciones al reducir los ingresos del gobierno en moneda extranjera, al tiempo que limitan el acceso a los mercados financieros y ponen obstáculos a las transacciones comerciales.

Según el economista jefe de Torino Capital, Francisco Rodríguez, las importaciones cayeron a solo US $ 303 millones en abril, marcando una disminución del 64% con respecto al promedio del año pasado y una caída del 93,2% con respecto a 2012.

Deja un comentario