Petroperú lamenta la detención de un importante oleoducto

Petroperú lamenta la detención de un importante oleoducto. La detención del oleoducto Norperuano (ONP), en el norte de Perú, luego de la toma de una estación de bombeo por parte de los indígenas está generando un enorme costo.

Petroperú oleoducto

La paralización está generando un enorme costo para la economía y ahuyentando las inversiones, según el presidente de la petrolera estatal Petroperú, Carlos Paredes.

Paredes dijo que la suspensión de bombeo en el ducto, luego de que unos 400 indígenas tomaron el control la estación 5 en la región de Loreto el sábado está generando pérdidas de al menos US $ 2mn por día.

Además, la compañía estatal ha desembolsado 270mn de soles (US $ 82mn) en costos de remediación ambiental desde 2014 por derrames en el oleoducto causados ​​por “delincuentes que buscan obtener ganancias y posicionarse políticamente”, dijo.

“Frontera Energy [operador del bloque 192] no puede bombear, es un costo enorme y me he estado reuniendo con ellos. Creo que esto muestra la necesidad de darle al oleoducto la seguridad que requiere. Este es un activo nacional crítico y parte crucial del desarrollo de la industria petrolera peruana”, dijo Paredes.

“Necesitamos la intervención de las fuerzas de seguridad, la policía y las fuerzas armadas. Creo que la ocupación va a terminar pronto, pero, después de la ocupación, debemos contar con la presencia de las fuerzas de seguridad. Así esto ya no sucede”, agregó.

Según Paredes, la situación no solo afecta a las grandes empresas sino a toda la economía peruana, ya que afecta el empleo y los recursos fiscales.

“Tenemos que preguntarnos cómo queremos que los peruanos explotemos este recurso natural que tenemos mientras tenga valor de mercado, porque creo que el petróleo está condenado a morir”, agregó.

Según Paredes, dada la caída en la producción y la inversión, es urgente que el Congreso apruebe una nueva ley de hidrocarburos con incentivos para la industria.

Deja un comentario