Petroperú responde a críticas sobre empresas públicas. El editorial del periódico El Comercio  refleja su visión crítica con respecto a las empresas públicas y proyectos de inversión pública en el área productiva en general.

Petroperú empresas

La nueva refinería de Talara ha puesto en debate el rol de las empresas públicas. Desde Petroperú fijaron posición mediante declaración oficial. Y lleva la firma de Carlos E. Paredes Lanatta, su presidente.

«El hecho que el Tesoro Público asuma parte de la deuda de Petroperú, una empresa 100% estatal, no encarece el proyecto ni aumenta la deuda pública. La deuda de Petroperú es deuda pública. Además, al ir al Tesoro Público, será posible acceder a tasas de interés más bajas y generar ahorros para el Estado.

«Esta operación financiera tiene la gran ventaja de mejorar el balance de la empresa, aumentar su valoración en el mercado y hacer viable la entrada de capital privado minoritario a Petroperú, con todos los beneficios que conlleva.

«Si queremos un Petroperú más sólido, mejor administrado y que beneficie a más peruanos, la opción propuesta por la administración actual es una solución coherente y transparente. Esta capitalización de la empresa necesariamente deberá ir acompañada de cambios en su estructura de gobierno y compromisos verificables de transparencia y eficiencia.

«Es importante señalar que la transferencia al Tesoro Público de una pequeña porción de la deuda de Petroperú es solo una de las acciones que estamos evaluando para abordar el sobreendeudamiento de Petroperú. Ya hemos reducido las necesidades de capital de trabajo y el endeudamiento a corto plazo, estamos analizando la posible monetización de las unidades auxiliares de la refinería, hemos corregido las metodologías de precios para terminar con subsidios ocultos y estamos buscando la incorporación de empresas privadas.

«Sin lugar a dudas, en la aprobación del llamado Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT), los criterios políticos coincidieron y no se lanzó con todo el análisis y la transparencia necesarios. De hecho, no se trata de la modernización de una antigua refinería, sino de una nueva. También era ilusorio pensar que un proyecto de esta magnitud solo podía ejecutarse en función de la deuda. El resultado esperado ha sido el endeudamiento de Petroperú, como estaba previsto en las reuniones de la Junta en ese momento».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí